Devolvieron al país la piedra Kueka que estuvo 22 años en Alemania

Este jueves 16 de abril finalmente llegó a Venezuela la piedra Kueka, conocida como Abuela Kueka, considerada sagrada para la comunidad indígena pemón, y que había permanecido en Alemania desde hace 22 años.

Patrimonio cultural de Venezuela, la roca de jaspe de 30 toneladas estaba en un parque de Berlín, donde reposaba desde 1998, cuando fue sustraída del territorio nacional, informó una nota de VTV.

La roca llegó  a través del muelle de Bolipuertos en Guanta, estado Anzoátegui. De allí será trasladada a su lugar de reposo definitivo en el Parque Nacional Canaima,  estado Bolívar.

Agrega la información de VTV que la Abuela Kueka “fue sustraída de la Gran Sabana durante el gobierno de Rafael Caldera en 1998, en un proceso que irrespetó la regulación sobre el Parque Nacional como Área Bajo Régimen de Administración Especial, para ser exhibida en el Parque Metropolitano Tiergarten en Berlín, como una supuesta  obra del artista plástico Wolfgang von Schwarzenfeld”.

Desde el año 2000,   el Gobierno nacional emprendió las gestiones ante Alemania para la repatriación de este icono cultural.

En el  2010 se produce la aceleración de este proceso, cuando la Cancillería venezolana se enfocó en dar curso a la petición emanada por el pueblo originario pemón.

El 20 de enero de este año inició su proceso de remoción en Alemania, para ser trasladada a su hogar, en la comunidad pemona de Santa Cruz de Mapaurí.

La repatriación de la Abuela Kueka “es producto de un acuerdo amistoso, la constancia del pueblo pemón y del esfuerzo del Gobierno Bolivariano”, enfatizó el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en enero de este año.

En mayo de 2018, antes de ponerse en marcha el poceso de repatriación, una representación del pueblo pemón viajó a la capital alemana para hacer un ritual de sanación a la piedra  Kueka, que forma parte de su acervo cultural y espiritual.